All for Joomla All for Webmasters

Pequeños cuidados
en hospitales y centros de salud

Alimentación saludable

Proporcionar alimentos saludables cultivados de manera sustentable para reducir la huella ambiental de los hospitales y promover hábitos alimentarios saludables en los servicios de Neonatología, Obstetricia y Pediatría.

La globalización de los hábitos alimentarios occidentales, que incluyen un consumo excesivo de grasas saturadas, carbohidratos refinados y alimentos procesados, y el aumento progresivo del sedentarismo están contribuyendo al desarrollo de epidemias de obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares en muchos países. En forma paralela a esta tendencia, dichas afecciones se están tratando mediante la progresiva globalización de la medicina industrial.

En 2014, más de 1900 millones de personas mayores de 18 años tenían sobrepeso; de ellos, más de 600 millones eran obesos.

Cada año, mueren en el mundo alrededor de 2,8 millones de personas a causa de la obesidad o sobrepeso, según estimaciones de la OMS.

Por lo menos 42 millones de niños menores de 5 años son obesos o tienen sobrepeso, según un informe de la Comisión para el Fin de la Obesidad Infantil de la OMS (CFOI). La cifra equivale a un 6,1 % del total de los menores de ese grupo de edad, frente a los 31 millones (4,8%) que se registraban en 1990. La cantidad de niños con obesidad o sobrepeso se incrementa notablemente en regiones en vías de desarrollo.

Según datos de 2010 de la Base de Datos Global sobre Crecimiento Infantil y Malnutrición de la OMS, Argentina presenta el mayor porcentaje de obesidad infantil en niños y niñas menores de 5 años en América Latina, con un 7,3% de prevalencia.

Según la Encuesta Mundial de Salud Escolar realizada en Argentina en 2012, en los últimos cinco años, en el grupo de adolescentes de 13 a 15 años, el sobrepeso aumentó del 24,5% al 28,6% y la obesidad pasó del 4,4% al 5,9%.

Los establecimientos de salud son grandes consumidores de alimentos, por lo que pueden promover prácticas saludables y sustentables a través de sus elecciones alimentarias y ofrecer conocimiento nutricional a padres y pacientes.

Alimentos | Acciones

A continuación, presentamos una serie de acciones para llevar adelante de modo de ofrecer una alimentación saludable y promover el desarrollo y el crecimiento de los sistemas de producción de alimentos saludables:

  • Modificar menús y prácticas para fomentar la adquisición de alimentos más saludables mediante la compra de productos orgánicos locales. Reducir el contenido de grasa, azúcar y sal en los alimentos procesados.
  • Ofrecer alimentos nutritivos y saludables y restringir la disponibilidad de bebidas azucaradas y alimentos industrializados de las cafeterías y de las máquinas expendedoras de los hospitales.
  • Trabajar con agricultores locales, organizaciones comunitarias y proveedores de alimentos para lograr una mayor disponibilidad de alimentos producidos localmente de manera sustentable.
  • Alentar a los distribuidores o las compañías administradoras de alimentos a que provean alimentos producidos sin plaguicidas sintéticos, hormonas o antibióticos (cuando no se haya diagnosticado una enfermedad en los animales).
  • Minimizar los residuos alimentarios y obtener un beneficio a partir de su reutilización. Por ejemplo, las sobras pueden transformarse en abono o darse a los animales como alimento.
  • Aprovechar el aceite de cocina usado y convertirlo en biocombustible.
  • Hacer del hospital un centro que promueva la nutrición y el consumo de alimentos saludables, utilizando el predio del hospital para el desarrollo de huertas comunitarias y como sede de un mercado de productores locales para la comunidad.
  • Informar a las familias sobre las acciones vinculadas con la alimentación saludable y entregar la guía de Pequeños cuidados para familias.
  • Evitar la exposición al látex (por ejemplo, evitar manipular alimentos con guantes de látex). La contaminación de alimentos con proteínas de látex, entre otros factores, hace que algunas personas que no pertenecen a grupos de riesgo se sensibilicen y desarrollen alergia a este material. Es conveniente que los establecimientos de salud dispongan de un protocolo para pacientes y personal de salud alérgico al látex y de “zonas libres de látex”. Para más información sobre la alergia al látex, consulte aquí.

PEQUEÑOS CUIDADOS ES UNA INICIATIVA DE:

CONTACTANOS