All for Joomla All for Webmasters

Recursos para periodistas

CAMPAÑAS:

  • Lanzamiento iniciativa Pequeños cuidados, por un mundo saludable (3 de junio de 2016) | Leer
  • Campaña “A tus hijos, regalales una vida saludable” (Día del Niño – 9 de agosto de 2016) | Leer | Descargar pdf
  • Campaña video WhatsApp (Día de la Madre – 16 de octubre de 2016) | Ver video
  • Campaña “¿Qué significa ser padre?” (Día del Padre – 18 de junio de 2017) | Ver en Twitter o Youtube

 

  • SPOT RADIO Empezá bien – Campaña de lanzamiento de Pequeños cuidados (0′ 48”) | Descargar mp3

 

 

  • VIDEO Empezá bien – Campaña de lanzamiento de Pequeños cuidados (0′ 48”) | Clic aquí para obtener enlace para insertar

¿CUÁL ES LA POBLACIÓN MÁS VULNERABLE A LOS FACTORES AMBIENTALES PERJUDICIALES PARA LA SALUD?

El cambio climático, con las variaciones de temperatura, inundaciones y sequías, presenta una amenaza para la salud pública. La contaminación del aire, la expansión geográfica de los vectores, la falta de acceso a agua segura y los alimentos contaminados son factores de riesgo, principalmente para las poblaciones más vulnerables. Es el caso de los bebés durante la etapa prenatal y primera infancia, los inmunocomprometidos, los ancianos, los enfermos cardiovasculares y la población con menores ingresos[1].

La Organización Mundial de la Salud prevé que entre 2030 y 2050 el cambio climático causará unas 250.000 muertes más cada año, debido a la malnutrición, el paludismo, la diarrea y el golpe de calor.  Enfermedades como la diarrea, la malnutrición, la malaria, el cólera y el dengue son muy sensibles al clima y se prevé que se agravarán con el cambio climático. Según un reciente informe, el 26% de las muertes de niños menores de 5 años que ocurren cada año es atribuible a causas ambientales. Estas muertes ocurren principalmente por enfermedades diarreicas e infecciones respiratorias.

La cifra de muertes de niños menores de 5 años atribuibles a factores ambientales refleja la importancia de cuidar del entorno en el que crecen, desde el vientre y durante sus primeros años de vida. Los riesgos ambientales a los que están expuestos los más pequeños ocurren a menudo de manera simultánea y continua a lo largo de la vida. Es por ello que cada acción que podamos llevar a cabo para reducir esos factores es importante para prevenir problemas en su salud presente y futura.

Algunos riesgos ambientales se relacionan con la exposición a las múltiples y diversas sustancias químicas peligrosas de uso cotidiano que ingresan al organismo a través de la inhalación (respiración), la ingesta o el contacto con la piel. Algunas de estas sustancias químicas se comportan como disruptores endocrinos. Esto significa que tienen la capacidad de interferir en el funcionamiento del sistema endócrino, que es el conjunto de órganos y tejidos del organismo que segregan hormonas, que son liberadas al torrente sanguíneo y regulan algunas de las funciones del cuerpo. Los disruptores endocrinos pueden suplantar a las hormonas naturales bloqueando su acción, aumentando o disminuyendo sus niveles, lo que puede provocar diversos efectos adversos sobre la salud. Entre estas sustancias, se encuentran los ftalatos, el Bisfenol A y algunos plaguicidas.

 

 

  • La exposición a los contaminantes comienza desde la preconcepción, ya que algunos químicos presentes en el cuerpo de la mujer embarazada atraviesan la placenta y pueden afectar al feto durante los períodos críticos de su desarrollo.
  • El recién nacido, debido a que algunos de sus sistemas no están completamente desarrollados, está en peores condiciones para defenderse de sustancias peligrosas a las que pueda estar expuesto.
  • El cerebro, al igual que otros órganos y sistemas, están en constante crecimiento y desarrollo durante los primeros años de vida. Las alteraciones en los frágiles equilibrios metabólicos pueden tener consecuencias para toda la vida.
  • Comparados con los adultos, los niños respiran más rápido y comen y beben más, proporcionalmente, a su peso corporal, por lo cual están más expuestos a los químicos presentes en el aire, los alimentos y el agua.
  • Los niños pasan a menudo mucho tiempo en el exterior y suelen jugar en la tierra o en el piso, donde se exponen a diversos químicos peligrosos como plaguicidas y metales pesados (mercurio, plomo, arsénico, etc.).
  • Además, los niños pequeños se llevan con frecuencia las manos o ciertos objetos a la boca, lo que aumenta la probabilidad de ingestión de contaminantes.
  • Las mujeres embarazadas y los niños pequeños suelen estar en mayor riesgo de inhalar o entrar en contacto con químicos peligrosos empleados en el interior de las viviendas, tales como productos de la limpieza, pinturas, cosméticos y otros productos de consumo y uso doméstico.

 

[1] Woodward A, Hales S, Litidamu N, Phillips D, Martin J. Protecting human health in a changing world: the role of social and economic development. Bull World Health Organ 2000;78(9):1148-55.

¿LA SALUD DE LOS NIÑOS ESTÁ EN RIESGO DEBIDO AL CAMBIO CLIMÁTICO?

Las emisiones de dióxido de carbono contaminan la calidad del aire interior y exterior, lo que provoca anualmente unos 4,3 millones y 3,7 millones de muertes, respectivamente.

La contaminación del aire interior y exterior, la falta de saneamiento adecuado, la radiación ultravioleta y la degradación de los ecosistemas son todos factores de riesgo ambiental importantes para los niños.

Según un reciente informe de la Organización Mundial de la Salud, el 26% de las muertes de niños menores de 5 años que ocurren cada año es atribuible a causas ambientales . Estas muertes ocurren principalmente por enfermedades diarreicas e infecciones respiratorias.

La contaminación del aire interior de las viviendas por la utilización de biomasa provoca la muerte de cerca de un millón de niños al año, principalmente por afecciones respiratorias agudas.

El asma es la enfermedad crónica no transmisible más frecuente en los niños a nivel global.  En Argentina, alrededor de 44.000 niños padecen asma. Hay evidencia de que el ozono puede contribuir a su desarrollo ya que, a mayor temperatura,  aumenta su producción. Es decir que en un mundo con temperaturas más elevadas habrá mayor contaminación por ozono[1].

 

[1] Kim, JJ. and American Academy of Pediatrics Committee on Environmental Health. Pediatrics,2004,114(6):1699-707

¿POR QUÉ DECIMOS QUE ES IMPORTANTE "EMPEZAR BIEN"?

Los bebés, las niñas, los niños y las mujeres embarazadas son especialmente vulnerables a los factores ambientales que amenazan la salud. Decimos que es importante “empezar bien” porque las acciones de prevención que llevemos adelante durante la gestación y los primeros años de vida para evitar la exposición a estos factores pueden ser claves para mejorar las condiciones de su desarrollo.

A su vez, es fundamental que el cuidado de la salud de las embarazadas, de los bebés y de los niños pequeños se realice teniendo en cuenta estas consideraciones y otras que hacen a un planeta más saludable, para marcar un sendero de cuidado y protección que pueda expandirse durante toda la vida.

En definitiva, Pequeños cuidados, por un mundo saludable propone que la salud de los más pequeños sea cuidada en espacios que favorezcan y promuevan su protección también desde el punto de vista ambiental, desde el comienzo.

¿QUÉ ES "PEQUEÑOS CUIDADOS, POR UN MUNDO SALUDABLE"?

Pequeños cuidados, por un mundo saludable es una iniciativa de Salud sin Daño que brinda información y recomendaciones para las familias con el objetivo de reducir la exposición a determinados riesgos ambientales presentes en el hogar y en los productos que consumimos, en particular aquellos que afectan a bebés, niños y embarazadas.

A su vez, impulsa acciones que protejan el ambiente en hospitales, centros de salud y consultorios de Argentina que brindan atención a embarazadas, bebés y niños, para que su salud sea cuidada en espacios que favorezcan y promuevan su protección también desde el punto de vista ambiental. A través de este programa, las instituciones y los profesionales que participan se comprometen a implementar prácticas más saludables para proteger la salud de los más pequeños y promover ambientes saludables dentro y fuera de los servicios de salud.

Esta iniciativa cuenta con la adhesión de la Sociedad Argentina de Pediatría, entidad que distribuyó un afiche con las recomendaciones de Pequeños cuidados en la edición de su revista de diciembre de 2016 (año 43, número 4, tirada de 17.000 ejemplares). Para descargar el afiche para consultorios distribuido por la Sociedad Argentina de Pediatría entre sus miembros, haga clic aquí.

Las acciones concretas en los espacios y servicios que cuidan la salud de embarazadas, bebés y niños que proponemos desde Pequeños cuidados son, entre otras:

  • La identificación de las sustancias químicas peligrosas utilizadas y las actividades orientadas a eliminar progresivamente su uso y a la sustitución por alternativas más seguras.
  • La prevención de la generación de residuos, las mejoras de su gestión con prácticas de segregación, reciclaje y reutilización.
  •  La adopción de medidas de ahorro y eficiencia energética para reducir la contaminación que generan muchas fuentes de energía y disminuir la contribución al cambio climático por parte de hospitales, centros de salud y consultorios.
  •  La puesta en práctica de medidas de conservación del agua potable para su uso racional y eficiente, eliminando pérdidas y eventuales derroches.
  • La oferta de alimentos nutritivos y saludables en las instituciones de salud para pacientes, trabajadores y visitantes, y la restricción en la disponibilidad de bebidas azucaradas y alimentos industrializados.
  • La difusión activa de información para la comunidad y de recomendaciones sobre salud ambiental mediante la entrega de folletos a las familias, reproducción de videos en salas de espera, empleo de afiches y charlas, entre otros recursos.

Pequeños cuidados, por un mundo saludable fue lanzada en mayo de 2016 con el apoyo del Hospital General de Agudos Juan A. Fernández (Ciudad Autónoma de Buenos Aires), el Hospital Italiano de Buenos Aires, el Hospital Universitario Austral (Pilar, provincia de Buenos Aires) y el Hospital Dr. Roque Sáenz Peña (Rosario, provincia de Santa Fe), quienes se sumaron con acciones específicas. Para ver la lista completa de participantes, hacé clic aquí.

¿QUÉ PUEDEN HACER LAS FAMILIAS?

Ante todo, es importante no perder la calma a la hora de buscar reducir el impacto de los riesgos ambientales y de los productos que consumimos, ya que algunas opciones estarán más disponibles que otras. En cualquier caso, estar informados sirve para poder tomar las mejores decisiones posibles.

Para mejorar la calidad de vida de bebés, niñas y niños, es posible adoptar acciones para reducir los riesgos de exposición a estos contaminantes, como mantenerlos en un ambiente limpio, seguro y libre de tóxicos, además de incorporar a la dieta -cuando corresponda según la edad- alimentos saludables, con bajo contenido de grasas, sal y azúcar.

Invitamos a las familias a recorrer las recomendaciones para embarazadas, madres lactantes, bebés y niños que ofrece Pequeños cuidados, por un mundo saludable y compartirlas con otros.

ARTÍCULOS PERIODÍSTICOS SOBRE "PEQUEÑOS CUIDADOS, POR UN MUNDO SALUDABLE"

Algunas de las notas periodísticas sobre la iniciativa Pequeños cuidados realizadas hasta el momento son:

  • Diario La Nación (Argentina), 27 de julio de 2016 | Leer
  • Radio Ciudad (Argentina), 20 de agosto de 2016 | Escuchar
  • El Argentino Zona Norte (Argentina), 10 de agosto de 2016 | Leer
  • Radio Mitre Rafaela (Argentina), programa ¿Cómo llegamos a esto?, 12 de julio de 2016 | Escuchar
  • La Radio Pública de Marcos Paz (Argentina), programa Todo es ir, 2 de agosto de 2016 | Escuchar
  • Revista Lima, 12 de agosto de 2016 | Leer

Además, en diciembre de 2016, la Sociedad Argentina de Pediatría distribuyó un afiche con las recomendaciones de Pequeños cuidados en la edición de su revista (año 43, número 4, tirada de 17.000 ejemplares). Para descargar el afiche para consultorios distribuido por la Sociedad Argentina de Pediatría entre sus miembros, haga clic aquí.

CONTACTO DE PRENSA

Carolina Gil Posse
Directora de Comunicaciones de Salud sin Daño para América Latina
carolinagilposse@saludsindano.org
(54-11) 4896-0018 / (54-11) 4782-1644

PEQUEÑOS CUIDADOS ES UNA INICIATIVA DE:

CONTACTANOS